Falsas ofertas de trabajo

Falsas ofertas de trabajo

Falsas ofertas de trabajo, cuidado con ellas

Falsos trabajos

El auge de las redes sociales y el internet en general, sumado al incremento en la necesidad de empleo ha creado también oportunidades de fraude para personas inescrupulosas que se aprovechan de esa necesidad y ofrecen dar un empleo que no existe pero a cambio obtienen ventajas económicas sólo a su favor.

Aquí te damos la información que necesitas saber para alejarte corriendo y no caer en la trampa de esas ofertas laborales que parecen demasiado atractivas e irresistibles pero falsas al fin y al cabo. Si te encuentras ante una de estas opciones, escucha con atención: ¡corre!

 

  1. Nunca pagues por inscribirte a una oferta laboral. Si te piden hacerlo ¡corre!. Es cierto que hay un negocio alrededor de la publicación de ofertas laborales pero esto sólo aplica para las empresas que tienen esas vacantes o que necesitan conseguir empleados para sus puestos de trabajo.

Las empresas sí pagan por esas publicaciones pero los candidatos no lo hacen nunca

 

  1. Salarios extremadamente altos frente a los que pagan las empresas en promedio y con horarios demasiado flexibles.

Especialmente de empresas que nunca antes habías oído hablar, que nadie las conoce y no encuentras ninguna información seria de ellas. Sin pensarlo mucho: ¡corre!

El mercado maneja unos promedios salariales y es verdad que algunas empresas se destacan por tener salarios superiores y mejores condiciones de horario pero normalmente son empresas multinacionales y muy reconocidas por la gran mayoría.

 

  1. Recibes un correo pidiéndote hacer una transferencia bancaria por realizar pruebas psicotécnicas, para traslado a hacer el proceso a otra ciudad o para seguir en el proceso. ¡corre!, pero a toda prisa.

Falsos trabajos

Ninguna empresa seria y con una oferta real te pedirá hacerlo.

4. Te piden que llames a un teléfono que tiene tarifa económica a tu cargo ¡corre! Una oferta real busca darte todas las opciones para contactarte y nunca hará que pagues por esa llamada para tener información sobre la oferta o sobre las condiciones del proceso.

 

  1. Te piden que pagues el curso de formación inicial que te abrirá las puertas a un buen empleo. ¡corre! No es cierto que exista ese empleo y muy seguramente tampoco el curso pero si debe existir el dueño de la cuenta bancaria al que depositarás tu dinero.

 

  1. Te ofrecen un período de prueba no remunerado. ¡corre! Estás frente a un hecho ilegal e inseguro. No aceptes. Tu trabajo vale desde el primer

 

  1. Te piden que envíes un mensaje de texto. ¡corre! Ese mensaje te costará y no te ayudará de ninguna manera con el empleo buscado. Tampoco recibirás respuesta y nadie te contactará después

 

  1. Te solicitan de entrada mucha información personal, e incluso financiera. ¡corre!. Como mínimo sólo buscan tus datos para venderlos a terceros y llenarte posteriormente el correo de campañas publicitarias o spam.

 

  1. Te ofrecen trabajar desde tu casa pero antes debes comprar los productos que posteriormente deberás vender a otros. ¡corre! Estás frente a un tipo de “pirámide” que te hará hacer una importante inversión y seguramente no será muy viable recuperarla

falsos trabajo

La gran mayoría de las ofertas laborales en internet son reales pero ten cuidado porque también existen las falsas. Si sientes un poco de duda no sigas avanzando hasta asegurarte que es una oferta real.

Afortunadamente también en internet puedes buscar información sobre cada tema en específico y podrás encontrar comentarios de personas que ya han tenido experiencia con el hecho que investigas, aunque cuidado, tampoco todos los comentarios que encuentras en internet son reales.

La habilidad para detectarlos te la va dando la práctica y muchas veces sólo el sentido común.

Buena suerte.

 

Escrito por Adriana Molina Aristizábal

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*