Tu cuerpo también habla en una entrevista de trabajo, a veces más que tú mismo…

Reclutamiento y Selección de Personal, Lenguaje Corporal

Comunicación no verbal en la entrevista de trabajo

Lenguaje Corporal, Reclutamiento y Selección de Personal

Este dato seguramente no te lo esperabas. Estás listo para tu entrevista de trabajo. Preparaste cuidadosamente tu hoja de vida, investigaste datos de la empresa y del cargo para el que estás aplicando, tienes todo programado para llegar a tiempo y encantar a la persona de selección y ahora te informan que también tu cuerpo habla. Nuevo dato y no le has dicho a tu cuerpo qué decir para que sea coherente con lo que tú dirás.

 

Según estudios de la Universidad Tecnológica de México, el 93% de una conversación corresponde a comunicación verbal. Si, el 93%.

Esto quiere decir que todo ese discurso que has preparado pesará solamente un 7% en esa conversación tan importante que tendrás con el entrevistador, esa persona que decidirá con esa entrevista si pasas o no a un siguiente nivel del proceso.

Reclutamiento y Selección de Personal, Lenguaje Corporal Bien, pues como dicen por ahí, “Soldado prevenido…”, vamos entonces a contarte lo que debes saber para que canalices a tu favor ese 93% también.

La comunicación no verbal es esa que se hace sin usar palabra alguna. Normalmente no somos conscientes de ella pero nos acompaña siempre. Esta tiene que ver con los movimientos que hacemos, los gestos, el tono de la voz, la mirada y en general todo lo que hacemos con nuestro cuerpo.

Para que este tipo de comunicación te ayude en la entrevista, debes enfocarlo a que transmita confianza, que dejes claro que eres una persona de fiar. Camina con paso firme y vocaliza muy bien tus mensajes verbales. Tu mirada cuando hablas no debe dirigirse al suelo, ni a los lados, debe ir directamente a los ojos de tu interlocutor.

Y como ya dijimos que este importante tema vamos exponiéndolo por donde pasamos sin ser conscientes de ello pues también vamos a tener que practicar y practicar para que en verdad sea un aliado nuestro en ese importante proceso de encontrar empleo.  Cómo lo haces? Pues búscate un amigo, un familiar o en últimas, un espejo, así podrás mejorar en lo que necesites.
Para ayudarte a hacerlo te vamos a contar lo que culturalmente significan algunos gestos, expresiones y movimientos, para que seas cuidadoso de cuándo y con quién sí dejarlos salir y cuándo y con quién resulta mejor dejarlos encerraditos. Aquí vamos:

 

MOVIMIENTO                                                            SIGNIFICADO

Acariciarse la quijada                                                    Toma de decisiones

Entrelazarse los dedos                                                  Autoridad

Mirar hacia abajo                                                           Inseguridad o incredulidad

Golpear repetidamente los dedos                               Impaciencia o afán

Inclinar la cabeza hacia el interlocutor                     Interés

Jugar con el cabello                                                       Inseguridad

Brazos cruzados                                                             Estar a la defensiva

Apretarse la nariz                                                          Desagrado

Caminar erguido                                                            Confianza y seguridad

Morderse las uñas                                                          Inseguridad

La cabeza apoyada sobre las manos                           Aburrimiento

Manos agarradas en la espalda                                   Furia o frustración

Cruzar las piernas y mover el pie                               Aburrimiento

Caminar con las manos en los bolsillos                    Abatimiento

Comunicación no verbal

Estos son sólo algunos ejemplos, existen muchos más pero como se trata de mejorar tus opciones en la entrevista, te recomendamos basarte en este resumen:

  • Camina con seguridad hacia el sitio de la entrevista y al salir de esta
  • Mantén la mirada hacia los ojos del entrevistador, evita llevar la mirada al piso o hacia los lados cuando conversas
  • Siéntate derecho en tu silla. Que te veas cómodo e interesado
  • Evita moverte repetidamente en la silla
  • Evita tics como morderte el labio, tocarte la cara repetidamente
  • Educado y respetuoso
  • Cuida que el apretón de manos no sea tan suave que casi no se sienta ni tan fuerte que el otro se sienta lastimado
  • Asegúrate que tu mano esté libre de sudor en exceso. Mejor si se siente fresca

Y como “la práctica hace al maestro” pues empieza a practicar y pronto tendrás también este aspecto a tu favor

 

Escrito por Adriana Molina Aristizábal

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*